in

Paraísos fiscales

La aparición de los Papeles de Pandora, la investigación más reciente realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores (ICIJ, por sus siglas en inglés) sobre paraísos fiscales, ha vuelto a sacudir el mundo financiero.

El reporte, realizado junto con 150 medios de comunicación, se basa en 11,9 millones de documentos, imágenes y otros archivos

confidenciales filtrados de 14 compañías de todo el mundo «dedicadas a montar sociedades ficticias y fideicomisos en diferentes paraísos fiscales», de acuerdo al ICIJ.

Se mencionan más de 330 políticos -incluyendo 35 jefes de gobierno- en 90 países, y a más de 130 multimillonarios en 45 países.

Resulta que en la mayoría de los países del mundo, tener activos secretos en paraísos fiscales o utilizar sociedades

en el extranjero con ventajas fiscales no es ilegal, pero la opacidad de estas estructuras tiene el potencial de ocultar irregularidades.

¿Qué son, entonces, los paraísos fiscales, dónde se encuentran los principales destinos para el dinero secreto del mundo y cuánto les cuesta a los estados?

 

¿Qué es un paraíso fiscal?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) identifica como paraísos fiscales a aquellas jurisdicciones que cumplen con cuatro factores:

  • impuestos mínimos o inexistentes sobre los ingresos
  • falta de un sistema para el intercambio de información
  • falta de transparencia
  • ausencia de actividades económicas sustanciales en el destino

Inicialmente, la OCDE había identificado a 40 jurisdicciones que cumplían estos criterios en el 2000, pero en los años siguientes la

mayoría de estas comenzaron a tomar acciones para solucionar estos problemas, por lo cual fueron retirados de esa lista. En 2009 la OCDE

quitó a los últimos tres territorios de su nómina: Andorra, Liechtenstein y Mónaco.

El ICIJ, responsable de las investigaciones sobre paraísos fiscales Papeles de Panamá (2016), Papeles del Paraíso (2017)

y la más reciente Papeles de Pandora, señala que no existe una definición universal para los paraísos fiscales o centros financieros extraterritoriales.

«Son generalmente países o lugares con impuestos bajos o inexistentes que permiten a los extranjeros establecer fácilmente sus

negocios allí. Los paraísos fiscales también suelen limitar la divulgación de información pública sobre las empresas y sus propietarios», sostiene en su página web.

 

El impacto de los paraísos fiscales

El investigador financiero Nicholas Shaxson ha señalado que «hasta hace una década aproximadamente

había pocos frenos políticos a la expansión de los paraísos fiscales»

pero que ahora está claro que, lejos de un fenómeno exótico, los paraísos fiscales tienen un impacto mucho mayor al que se creía en la economía global.

«Después de la crisis de 2008, sin embargo, los gobiernos se vieron presionados para recortar los grandes

déficits presupuestarios y aplacar a los votantes furiosos por los rescates bancarios, el aumento

de la desigualdad y la capacidad de las multinacionales y de los ricos para evadir impuestos»,

dijo en una en una investigación publicada por la revista Finance & Development, del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Shaxson destacó que cada año los paraísos fiscales les cuestan a los gobiernos del mundo entre US$ 500.000 millones y US$ 600.000

millones en recaudación no percibida, dependiendo de la estimación utilizada. Y US$ 200.000 millones de este total provendrían de países

de bajos ingresos, lo que significa una porción mayor de sus respectivos PIB en comparación a países de altos ingresos.

 

¿Dónde están los principales paraísos fiscales?

La nómina de paraísos fiscales está cambiando continuamente, a medida que algunas jurisdicciones toman medidas para la

normalización bajo presión internacional, y otras comienzan a emerger como nuevos refugios impositivos.

En una lista de los principales destinados considerados como paraísos fiscales publicada en junio

por Oxfam, figuran países y territorios como Bermudas, las Islas Caimán, Irlanda y los Países Bajos.

La clasificación de Oxfam fue realizada en base a las tasas de impuestos en estas jurisdicciones

los incentivos fiscales injustos que podrían ofrecer y su cooperación con esfuerzos internacionales para frenar la evasión fiscal.

Aquí, los 15 principales paraísos fiscales, de acuerdo con Oxfam:

  • Bermudas
  • Islas Caimán
  • Países Bajos
  • Suiza
  • Singapur
  • Irlanda
  • Luxemburgo
  • Curazao
  • Hong Kong
  • Chipre
  • Bahamas
  • Jersey
  • Barbados
  • Mauricio
  • Las Islas Vírgenes Británicas

No todos son pequeños países

Aun cuando el Reino Unido no está considerado como un paraíso fiscal, Oxfam destaca que hay cuatro

de sus territorios en la lista: Islas Caimán, Bermudas, Jersey e Islas Vírgenes Británicas.

La Red por Justicia Fiscal​ (Tax Justice Network) ofrece una lista similar de los principales paraísos fiscales:

Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Bermudas, Países Bajos, Suiza, Luxemburgo, Hong Kong, Jersey, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.

Y en el índice de secretismo financiero elaborado por la misma fuente, Estados Unidos aparece como

el segundo país del mundo con más facilidades, detrás de las Islas Caimán y por delante de Suiza.

 

La lista de paraísos fiscales de la Unión Europea

La Unión Europea (UE) produce desde 2017 su propia lista de jurisdicciones que están caracterizadas por la falta de cooperación en materia impositiva.

«(La lista) enumera los países no pertenecientes a la UE que fomentan las prácticas fiscales abusivas

que erosionan los ingresos del impuesto de sociedades de los Estados miembros», señala el bloque en su página web.

Son en total 12 los países y territorios incluidos en la lista de 2021: Samoa Americana, Anguila

Dominica, Fiji, Guam, Palau, Panamá, Samoa, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes Estadounidenses, Vanuatu y Seychelles.

 

Redactado por MonitorDolar con información de CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Asexualidad: la orientación invisible

Facebook en la mira