in

China permite 3 hijos por pareja

China anunció la relajación de sus medidas de planificación familiar y permitirá a sus ciudadanos tener un tercer hijo, después de que las cifras del censo publicadas este mes mostraran una reducción en la natalidad.

Así lo anunció China este lunes, un importante giro en su política de natalidad impulsado por el rápido envejecimiento de su población y el desafío social y económico que esto conlleva.

La noticia, que relaja la política de dos hijos a tres, se produce poco después de que se publicaran los datos del censo, que mostraron una fuerte caída en las tasas de natalidad.

Y es que el abandono de la política del hijo único en 2016, para permitir que las parejas pudieran tener dos hijos si así lo querían

no logró llevar a un aumento sostenido de nacimientos y las autoridades tratan de frenar esa tendencia.

«En respuesta al envejecimiento de la población (…), las parejas serán autorizadas a tener tres hijos»

informó la agencia estatal de noticias Xinhua, citando las conclusiones de una reunión del buró político del Partido Comunista presidida por el presidente Xi Jinping.

Las autoridades tomaron esta decisión con el objetivo de «mejorar la estructura poblacional» del país.»

La medida garantizará que se alcance un «desarrollo económico de alta calidad», al tiempo que busca «mantener la seguridad nacional y la estabilidad social», sostienen.

 

 

Dudoso impacto en China

Como ocurrió con la polémica política del hijo único, organizaciones como Amnistía Internacional (AI) consideraron que la medida

sigue siendo una violación de los derechos sexuales y reproductivos de la ciudadanía.

«Los gobiernos no tienen derecho a regular cuántos hijos puede tener la gente. En lugar de ‘optimizar’ su política de natalidad, China debería respetar la decisión

de la gente y poner fin a cualquier control invasivo y punitivo sobre decisiones de planificación familiar», señaló el director para China de AI, Joshua Rosenzweig.

En cualquier caso, los expertos manifestaron sus dudas sobre el impacto que tendrá la medida, la más radical en los últimos cinco años.

«Si relajar la política de nacimientos fuese eficaz, la actual política de dos hijos debería haber demostrado también su eficacia»

le dijo a Reuters Hao Zhou, economista sénior de Commerzbank.

«¿Pero quién quiere tener tres hijos? Los jóvenes podrían tener dos hijos como máximo.

El problema fundamental es que los costos de vida son demasiado altos y las presiones de la vida son demasiado grandes», agregó

 

Datos de natalidad

En octubre de 2015, el país había autorizado a sus ciudadanos a tener dos hijos, al relajar la estricta y polémica política del hijo único que había regido en

China desde 1979 para mitigar el crecimiento alentado bajo el primer presidente de la República Popular China, Mao Zedong.

Pero esa nueva política no fue suficiente para reactivar la natalidad en caída libre por varias razones, entre ellas la disminución de los matrimonios

el aumento del costo de la vivienda y la educación y, posteriormente, la fertilidad más tardía de las mujeres que privilegian su carrera profesional.

En el otro extremo de la pirámide de edad, China tenía más de 264 millones de personas mayores de 60 años el año pasado.

El grupo de los mayores de 60 años constituye ahora el 18,7% del total de la población, un aumento de 5,44 puntos porcentuales respecto al censo de 2010.

Por el contrario, la población en edad de trabajar (15 a 59 años) no representa más del 63,35% del total, 6,79 puntos menos que hace 10 años

En marzo, el parlamento votó un plan para aumentar gradualmente la edad de jubilación durante los próximos cinco años, para disgusto de gran parte de la población.

 

Redactado por MonitorDolar con información de BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

«El carnicero», Feminicida serial en México

Vacunación contra el covid-19 en Venezuela